Nadie duda de los beneficios de llevar una vida sana basada en hábitos alimenticios saludables, pero a veces seguir una dieta puede llegar a convertirse en algo compulsivo, hasta el punto de llevar a quienes se obsesionan con ello a caer en la ortorexia, un agudo trastorno de la conducta alimentaria que ha crecido por la influencia de las redes sociales.

Clara Giralt, psicóloga y experta en conducta alimentaria, explica que las personas que padecen este trastorno sufren un aislamiento de su entorno. "La persona se ve tan atada por una rigidez en su dieta que tiende a evitar ciertos planes sociales que incluyan esa comida que ellos tienen prohibida porque si se saltan su dieta viene un malestar profundo", indica en una entrevista en Antena 3 Noticias.

"Los planes sociales en nuestra cultura son alrededor de la comida" y las personas con ortorexia "con la excusa de continuar con la dieta, se alejan de los planes sociales".

En su opinión, este trastorno aparece "muy provocado por inadecuadas campañas sanitarias acerca de hábitos saludables que han sido malinterpretadas porque se han llevado a los extremos".