La ley antitabaco entró en vigor en enero de 2011. Desde entonces, la imagen de personas consumiendo tabaco en los establecimientos quedaron guardadas en los archivos con los bares libres de humo.

Entonces, llegaron las terrazas: "No se acaba de definir muy bien en qué tipo de terrazas se puede fumar y en cuales no", expresa una cliente.

La ley habilita el consumo "en todo espacio, que estando, cubierto esté rodeado lateralmente por un máximo de dos paredes, muros o parámetros". Pero no todos cumplen la ley.

En Sevilla, la asociación Nofumadores.org ha denunciado a 200 terrazas donde se permite fumar y debería estar prohibido: "A mi nadie me dice nada de que no fume", reconoce un hombre.

En el último año, 52.000 personas fallecieron por causa directa del consumo de tabaco. Por eso, muchas asociaciones antitabaco se quejan de que las autoridades apenas sancionan cuando la ley se incumple.

Te puede interesar:

Un estudio revela que la mala alimentación mata más que el tabaco o la hipertensión