Nutrición

La tostada con tomate engaña, por qué deberías sustituirla

Las tostadas con tomate son un clásico de nuestros desayunos, pero este plato podría no ser lo mejor para tu salud.

Pan con tomate, un clásico del desayuno en España

Publicidad

Tomarse un pan con tomate es para muchos una rutina en cada desayuno, casi tanto como tomarse un café para arrancar el día. Esta clásica receta tiene un origen murciano, y que fue popularizado en los años 20 en Barcelona por parte de los trabajadores del metro de la Ciudad Condal, provenientes de esta zona del sureste, que cultivaban tomates cerca de la zona para poder ablandar el pan reseco, hasta la evolución del 'pa amb tomàquet' que conocemos hoy en día.

Pero da igual cómo lo llames, si lo acompañas con un zumo o un café o incluso si le añades un poco de jamón, para muchos es considerado como un desayuno saludable y completo para comenzar la mañana. Sin embargo, se ha demostrado que las tostadas con tomate podría no ser lo mejor para tu salud.

El producto que puede hacer menos rico tu desayuno a nivel nutricional es el pan blanco. Común en la mayoría de establecimientos, este producto está hecho mayormente de harina refinada rica en almidón, un carbohidrato de absorción rápida que perjudica nuestra salud ya que cauda obesidad. Además, cuando se procesa el grano de trigo, se eliminan el germen y el salvado, dos partes fundamentales del grano de trigo, donde se concentra la mayor parte de los nutrientes y donde se encuentra también la fibra, un carbohidrato que nos provoca saciedad, es decir, la sensación de estar lleno sin haber comido en exceso.

Tal y como demuestran diversos estudios, aproximadamente el 70% de los españoles adultos tiene sobrepeso u obesidad. Este tipo de enfermedades pueden generar en enfermedades crónicas, causantes de más de 130.000 muertes al año solo en nuestro país.

Alternativas más sanas

Por suerte, hay una forma de poder disfrutar el pan con tomate y aceite de una forma mucho más sana y es sustituyendo el pan blanco por pan integral. Este tipo de pan tiene un alto porcentaje con harina integral, que contiene el grano entero del trigo y de fibra. Varios estudios con confirmado que tomar pan integral disminuye el riesgo de obesidad, cáncer de colon o colesterol, entre otros problemas de salud. Incluso mejora la digestión y los problemas de azúcar.

Pan integral vs pan blanco

El pan integral es aquel cuya harina está elaborada a partir del grano completo de trigo y que no ha sido procesadas para su refinado. Por este mismo motivo, el pan integral contiene más fibras naturales, en contraposición con el almidón presente en las harinas refinadas, como en el caso del pan blanco.

Publicidad