Coronavirus

La prueba piloto de Sitges no detecta ningún contagiado de coronavirus después de 20 días

El departamento de Salud y el Ayuntamiento de Barcelona han anunciado que el experimento de mayo no tuvo infecciones por coronavirus.

Publicidad

Sitges no ha detectado ningún caso de contagio por coronavirus en la prueba de reapertura del ocio nocturno que se llevó acabo el pasado mes de mayo. Así lo han anunciado el Departamento catalán de Salud y el Ayuntamiento 20 días después de la celebración del evento.

Prueba piloto en Sitges

El jueves 20 de mayo se puso en marcha un evento en el que se llevaba a cabo la reapertura del ocio nocturno en Sitges, Barcelona, con el objetivo de propulsar el plan de reactivación de la zona. Acudieron a la prueba un total de 391 personas entre los 23 hasta los 50 años de edad.

El experimento consistió en la apertura de cinco bares de copas durante tres horas aproximadamente, con movilidad restringida entre las mesas y con la obligación de llevar la mascarilla puesta en todo momento excepto a la hora de consumir.

Ningún contagiado por coronavirus

Los servicios de salud del Departament hicieron un test de antígenos a los participantes, incluidos trabajadores, voluntarios y asistentes al evento de todos los locales nocturnos implicados en la prueba piloto. De esta forma, se llevó a cabo el rastreo de los ciudadanos durante 14 días. El resultado ha sido negativo en todos los casos tras un seguimiento diario de cada uno de ellos.

Prueba piloto en Ibiza

El Govern Balear y la Asociación de Ocio de Ibiza se han sumado a esta iniciativa y han acordado llevar a cabo una prueba piloto en el Hard Rock Hotel Ibiza el próximo 25 de junio, también como experimento para avanzar en el proceso de desescalada de la isla. Comenzará a las 19:00 de la tarde y finalizará a la medianoche.

El evento contempla una restricción del aforo de 15.000 personas y será obligatorio el uso de la mascarilla en todo momento. Además, el establecimiento dispondrá de una zona de baile acotada y se llevará a cabo la restricción del movimiento entre las mesas, que estarán destinadas de manera obligatoria, al consumo de bebidas.

Todos los asistentes al evento deberán incluir sus datos personales y en el caso de que la tengan, una PCR negativa realizada con 72 horas de antelación. También deberán notificar si están vacunados o no.

En el caso de que no estén inmunizados o de no tener una prueba negativa, deberán de realizarse un test de antígenos horas antes del evento. Las pruebas serán facilitadas por el personal de Emergency Staff, que repartirán un código QR para entrar al evento a todos aquellos que cumplan las medidas sanitarias exigidas.