Técnicos de laboratorio trabajan en la empresa PharmaMar

Publicidad

Investigación médica

Preocupación en las sociedades médicas y de pacientes por la prohibición del Congreso a que las farmacéuticas financien la formación y la investigación

El Congreso propone entre las resoluciones de la Comisión de Reconstrucción tras el coronavirus que se prohíba la financiación privada de la investigación médica y la formación contínua. Las sociedades médicas están preocupadas ya que la financiación pública es claramente insuficiente.

Entre las conclusiones de la Comisión de Reconstrucción del Congreso ha llamado la atención en el ámbito sanitario el rechazo a que la industria pueda financiar la formación de sanitarios y asociaciones de pacientes. El pleno del Congreso de los Diputados ha aprobado ya de forma definitiva los dictámenes de las diferentes áreas en las que se dividió la comisión: aprobados los de Sanidad y Salud Pública, Reactivación Económica y Unión Europea, y rechazado el texto del grupo de trabajo de Políticas Sociales y Sistema de Cuidados. Las conclusiones se remiten al Gobierno, por si le sirven de guía para tomar las futuras decisiones, ya que cuentan con el respaldo de la cámara.

Solo financiación pública

El dictamen del área de Sanidad y Salud Pública de la Comisión de Reconstrucción ha sido aprobado con 256 votos a favor, 88 en contra y tres abstenciones. En el punto 47.2, redactado por los grupos del Gobierno -PSOE y Podemos-, plantea la prohibición de la financiación de la formación continuada a profesionales sanitarios y a asociaciones de pacientes por parte de la industria. El Grupo Popular presentó una enmienda a este punto, que no ha sido aprobada. El texto propone que la financiación pública para estas actividades formativas, de investigación, divulgación y educación sanitaria, tanto para profesionales sanitarios como para las asociaciones de pacientes.

Insuficiente

La Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (Facme) había llamado la atención sobre estas intenciones ya que la inversión de la formación médica continuada que hace el Sistema Nacional de Salud “no cubre ni las mínimas necesidades formativas ni la de todos los profesionales, dado que algunos de ellos ejercen en el sector privado”. Y se temen que las previsibles dificultades presupuestarias próximas no cambien esta situación. También manifestaron su preocupación al ministerio distintas plataformas de pacientes, como el Foro Español de Pacientes y Grupo Español de Pacientes con Cáncer (Gepac).

La aprobación, sin tener en cuenta estas opiniones, ha sido recibida con "estupefacción" e "incertidumbre" por los profesionales. Temen que si se prohíbe la financiación privada de la formación continua y de la investigación se produzca una situación complicada. Según el presidente de la Sociedad Española de Oncología Médica, Álvaro Rodríguez Lescure, estarían encantados de que la Administración se ocupara de facilitar los medios para la formación continua y la investigación de los sanitarios, pero no ha sido ha así: "Celebramos esa intención, pero tenemos dudas". Y les llama la atención que se cierre el paso incluso a modelos mixtos. Defienden que si las farmaceúticas contribuyen, se haga exigiendoles "todas las garantías de transparencia absoluta y que sea independiente" el trabajo que financien.

Publicidad