Tabaco

Pfizer retira todos los lotes de su tratamiento antitabaco Champix por presencia de sustancias cancerígenas

El medicamento para dejar de fumar, que en EEUU se comercializa con el nombre de Chantix, presenta unos "niveles inaceptables de N-nitroso-vareniclina", según estima la FDA estadounidense.

Sanidad retira tres lotes de Champix tras detectar una impureza

Publicidad

La farmacéutica estadounidense Pfizer ha comunicado la retirada en el país americano de todos los lotes de Chantix o Champix (como se conoce al producto en Europa), uno de los tratamientos más utilizados por los fumadores para abandonar su consumo de tabaco. El motivo, explican, se encuentra en la presencia de sustancias cancerígenas –más concretamente, nitrosaminas– en las pastillas.

Tal y como avanza Reuters, la empresa ya había paralizado su fabricación el pasado mes de junio. Sin embargo, han tratado de calmar a los consumidores tras explicar que la toma de este medicamento no provoca efectos a corto plazo en el organismo de los pacientes tratados con Champix.

Pfizer recomienda a los tratados hasta ahora por este medicamento que consulten con sus médicos posibles tratamientos alternativos al consumo de esta pastilla, que hasta ahora se prescribía a adultos mayores de 18 años durante un periodo entre 12 y 24 semanas.

Pfizer emitió otro comunicado para anunciar que "los mayoristas y distribuidores con un inventario existente de Chantix tabletas, deben dejar de usar y distribuir y poner en cuarentena el producto inmediatamente", al tiempo que instaba a los distribuidores del producto que notifiquen cualquier cuenta o ubicación adicional que pueda haber recibido el producto retirado.

Los pacientes que estén tomando el fármaco deben seguir

No obstante, la Administración de Fármacos y Alimentos de EEUU (FDA por sus siglas en inglés) reconoció que este retiro podría provocar "escasez de medicamentos", con lo que, para evitar el impacto en los pacientes, "no se opondrá a que ciertos fabricantes distribuyan comprimidos de vareniclina que contengan N-nitroso-vareniclina por encima del límite de ingesta aceptable de la FDA de 37 ng al día, pero por debajo del límite de ingesta aceptable provisional de 185 ng al día, hasta que la impureza pueda eliminarse o reducirse a niveles aceptables".

Asimismo, la FDA señala que "los beneficios para la salud de dejar de fumar superan el riesgo de cáncer de la impureza de nitrosamina en la vareniclina". Además, asegura que la ingestión a largo plazo puede conducir a un "potencial aumento del riesgo de cáncer en los seres humanos, pero no hay riesgo inmediato para los pacientes que toman este medicamento".

Por ello, aclara que los pacientes estén tomando el fármaco retirado "deben continuar tomando su medicamento actual hasta que su farmacéutico proporcione un reemplazo o su médico prescriba un tratamiento diferente".

Publicidad