Publicidad

Síntomas coronavirus

La pérdida de olfato causada por el coronavirus se puede tratar gracias a una técnica de inhalación de aromas

La anosmia o pérdida de olfato es un síntoma frecuente en los pacientes de coronavirus, pero gracias a una técnica de recuperación olfativa se puede curar.

Según un estudio de seroprevalencia de los síntomas del coronavirus del Instituto de Salud Carlos III, 4 de cada 10 pacientes de coronavirus padecen anosmia o pérdida del olfato, pero es un síntoma que se puede tratar y los pacientes pueden volver a recuperar este sentido después de una técnica de recuperación olfativa.

La anosmia es uno de los primeros síntomas que aparece en los pacientes de coronavirus y que podría levantar sospechas para detectar un contagio. En la mayoría de los casos, el olfato se recupera unas semanas después de superar el virus, pero hay algunas personas que pasados varios meses desde que superaron la COVID-19 siguen sin detectar olores. Además, suele ser un síntoma que aparece en personas jóvenes que pasan la enfermedad de forma leve y no requieren hospitalización.

Una técnica para recuperar el olfato

Según el doctor Félix Díaz Caparrós, "es un problema que se debe afrontar lo antes posible". Cuanto más grave es la pérdida más tiempo tarda en recuperarse el olfato, pero se puede hacer gracias a una técnica basada en el aprendizaje.

Cuando este problema se da, los expertos recomiendan acudir a un especialista y ya son varias clínicas las que ofrecen este tipo de tratamientos debido a la gran incidencia que ha tenido el coronavirus. Se trata de un tratamiento que suele durar aproximadamente 3 meses y consiste en repetir la inhalación de varios aromas de manera diaria, mientras los médicos analizan la evolución del paciente.

Síntomas neurológicos del coronavirus

Además, diversos estudios ya trabajan en los síntomas neurológicos que puede provocar el coronavirus. Uno de ellos, en el que participa la Universidad de Castilla-La Mancha, explica el virus que causa la covid-19 puede propagarse al cerebro. Según ha informado los responsables del estudio, se han hallado evidencias de que el coronavirus puede infectar tanto a las neuronas, las células que reciben y procesan la información en el cerebro, y a los astrocitos, las células del cerebro y la médula espinal que apoyan y protegen las neuronas.

Este hecho, podría explicar por qué muchos pacientes desarrollan síntomas neurológicos en los pacientes como pérdida del sentido del olfato y del gusto, desorientación, psicosis y accidente cerebrovascular.

Publicidad