Publicidad

Madrid

Operado con éxito un bebé de dos meses de un trombo cerebral en España, el paciente más pequeño del mundo

El Hospital 12 de Octubre de Madrid ha extraído con éxito un trombo cerebral a un bebe de dos meses de edad, el paciente más pequeño del mundo en someterse a una intervención de semejantes características, tras detectarle un ictus el pasado mes de febrero.

Médicos del Hospital 12 de Octubre de Madrid han operado con éxito al paciente más pequeño del mundo, un bebe de dos meses de edad al que han extraído un trombo cerebral. Profesionales del Servicio de Radiodiagnóstico del centro hospitalario han realizado la intervención y el niño ya ha recibido el alta domiciliaria, tras un breve paso por la Unidad de Cuidados Intensivos y la planta de hospitalización.

Se trata de un hecho histórico, dado que no se conocen antecedentes previos sobre un caso similar.

En febrero se le diagnosticó un ictus

El lactante acudió a urgencias en Madrid el pasado mes de febrero con una crisis epiléptica y hemiparesia, parálisis parcial y casi total de los miembros superiores e inferiores derecho. En base a estos síntomas, se activó el 'Código Ictus' y se procedió a realizar una resonancia magnética craneal, con el objetivo de detectar posibles hemorragias internas, localizar el tejido cerebral infartado y valorar el estado de las arterias cerebrales del bebé.

Los resultados de las pruebas en el Hospital 12 de Octubre de Madrid confirmaron un infarto cerebral debido a un trombo en la arteria media izquierda, un taponamiento que puede ser potencialmente más grave que si se produce en el hemisferio derecho.

Rapidez en el diagnóstico

Al diagnosticarse en un tiempo adecuado, se realizó un procedimiento urgente con el objetivo de desobstruir la arteria cerebral mediante una intervención quirúrgica. Esta forma de actuar es habitual en el tratamiento de personas mayores, pero en este caso se optó por realizarlo con el bebé dadas las graves secuelas que podía haber acarreado no actuar con rapidez. De esta manera, se ha evitado que el lactante no se quedara hemipléjico ni con problemas de habla para toda su vida.

El niño ahora trabaja con los médicos en terapia ocupacional, para que pueda lograr un desarrollo motor normal a través de juegos con elementos sonoros, visuales y manipulativos, como sonajeros.

Publicidad