Israel, España y Francia son los países con menos muertes del mundo por mala alimentación. En el extremo opuesto, Ucrania o Moldavia. Son datos extraídos de un estudio que relaciona la nutrición con las enfermedades cardiovasculares.

Según los expertos, aunque España es le país mejor parado en este estudio, hay mucho por hacer en materia de nutrición.

El chef Juan Antonio Medina, experto en cocinar menús saludables, indica que hay que hacer hincapié en la importancia de consumir legumbres, verduras, carnes y pescados e indica que hay que saber controlar la sal en las comidas.

Este chef sigue los consejos de la nutricionista Andrea Calderón, que considera que a pesar de tener a nuestro alcance la dieta mediterránea abusamos de los productos que más nos perjudican.

"Estamos abusando de productos precocinados, embutidos y dulces, que son los principales alimentos de riesgo cardiovascular", indica la experta, que asegura que lo ideal es consumir verduras, hortalizas, frutas y legumbres.