Un equipo de investigadores de la Escuela de Medicina Tropical de Liverpool ha descubierto una alteración genética que hace al mosquito 'Anopheles funestus' del sur de África resitente frente a los insecticidas más populares. La especie es una de las principales causas de la transmisión de malaria en África.

Para realizar este estudio publicado en la revista 'Science Translational Medicine', los investigadores han combinado estudios de campo sobre la alimentación del mosquito con su secuenciación genética. El resultado fue que los insecticidas de tipo piretroides no causaban daños significativos en la especie.

Este tipo de insecticida es especialmente importante, ya que es el más usado en la confección de los objetos que más muertes por malaria han evitado hasta el momento, las mosquiteras y toldillos. Éstos 'escudos' impiden el paso a los insectos en su intento por succionar la sangre humana. Los piretroides cumplen la importante labor de recubrir las pequeñas redes para reforzar su efecto preventivo. La resistencia a estas moléculas, podría reducir la eficiencia de un método que se estima ha evitado hasta 663 millones de casos de malaria hasta el momento. Es por esto que el equipo investigador remarca la importancia de desarrollar nuevos insecticidas.

Pese al riesgo que revelan los resultados del estudio, el descubrimiento puede suponer un precedente en la investigación sobre la resistencia genética de estos animales entre otras aplicaciones. Según Gareth Weedall, el principal autor del estudio, éste "puede ayudar a los esfuerzos para comprender mejor cómo se está propagando la resistencia metabólica en todo el continente africano".

También te puede interesar...

Debate sobre los insectos modificados genéticamente: podrían ser utilizados como armas biológicas

Los casos de malaria en Venezuela aumentaron un 76% en 2016 por la escasez y la crisis en el país