97.152000

Publicidad

ANTE EL AUMENTO DE FUMADORES

La OMS presiona a los países para endurecer sus políticas antitabaco

La OMS advierte de que muchas políticas antitabaco no han sido aplicadas de forma adecuada y destaca que subir los impuesto es la medida más efectiva en muchos casos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha presentado en Brasil un nuevo informe sobre el consumo mundial del tabaco en el que, tras destacar algunos avances en la lucha contra el tabaquismo, ha solicitado a los países implantar más medidas para ayudar a la población a dejar de fumar. Según apuntan, muchas regiones no han aplicado no han aplicado las políticas adecuadas en la lucha contra el tabaco, entre ellas las destinadas a ayudar a abandonar el hábito tabáquico.

Entre las iniciativas reflejadas en el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco destacan las relativas a vigilar el consumo de tabaco y las políticas de prevención, proteger a la población del humo de tabaco, ofrecer ayuda para dejar el tabaco, advertir de los peligros del tabaco, hacer cumplir las prohibiciones sobre publicidad, promoción y patrocinio del tabaco, así como aumentar los impuestos sobre el tabaco. "Los gobiernos deberían establecer servicios de apoyo al abandono del tabaco como parte de los esfuerzos por conseguir la cobertura sanitaria universal para todos sus ciudadano”, ha dicho el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus según recoge la agencia EFE.

Aunque se estén haciendo esfuerzos, la OMS ha avisado de que solo 23 países están proporcionando esos servicios al nivel de las mejores prácticas. "El trabajo demuestra que los esfuerzos de los gobiernos por ayudar a la gente a dejar el tabaco funcionan cuando se ejecutan adecuadamente” ha apuntado el embajador mundial de la OMS para Enfermedades No Transmisibles y Lesiones y fundador de Bloomberg Philanthropies, Michael R. Bloomberg.

En los últimos años, el consumo de tabaco ha disminuido proporcionalmente en la mayoría de los países. Sin embargo, el crecimiento de la población ha hecho que el número de consumidores de tabaco siga siendo muy elevado. Se estima que la cifra de fumadores es de 1.100 millones, de los cuales el 80 por ciento vive en países de ingresos bajos y medianos.

Según asegura la OMS, la subida de impuesto resulta ser la mejor medida contra el tabaco que más protege a los pobres y a los jóvenes. “Las personas pertenecientes a estos grupos de población se ven más afectadas por las subidas de precios” apuntan.

En este sentido, miembros de la Organización dependiente de la ONU se han pronunciado acerca de los precios en España. A su juicio, España debería revisar el sistema impositivo pues el precio del tabaco en nuestro país está demasiado por debajo del resto de países europeos, para lo que proponen una subida de impuestos. “La cajeta más cara en España cuesta 5 euros, mientras que en los países europeos del norte está a seis euros y poco y más”, comentan en declaraciones a EFE. Así mismo, recalcan que las instituciones deberían empezar a plantearse restringir todavía más los ambientes libres de humo. Cataluña ha sido una de las primeras Comunidades Autónomas que estudia prohibir fumar en las terrazas de los bares.

Publicidad