En opinión de Óscar Castro, presidente del Consejo General de Dentistas de España, la sociedad cada vez está más concienciada de la importancia de la salud bucodental, aunque estamos en la cola de Europa de asistencia al dentista. Por eso, en el Consejo General ahora mismo tienen 13 clínicas solidarias que atienden gratuitamente a miles de personas que tienen menos recursos económicos para ir al dentista.

En este sentido, Castro subraya que "no se puede considerar la boca como una parte independiente de nuestro organismo", por lo que, por ejemplo, altera el nivel de azúcar en sangre en personas diabéticas, puede provocar enfermedades cardiovasculares y hasta se están haciendo estudios sobre la predisposición al alzheimer en personas que tienen mala salud bucodental.

El doctor, además, señala que "cualquier tratamiento tiene una parte estética y una parte terapéutica" y recuerda que siempre lo tiene que efectuar el facultativo dentista. Por ejemplo, si una persona está satisfecha con el color de sus dientes, se ha conseguido satisfacerle y que esté contento.