120.00

Publicidad

Coronavirus

José Ramón Repullo, profesor de la OMC, sobre el coronavirus: “Hemos contraído una deuda moral con los sanitarios”

La ‘Fundación Alternativas’ mantiene un espacio de debate virtual donde varios expertos en Sanidad intercambian opiniones sobre la reconstrucción de la sanidad pública tras la pandemia por coronavirus.

Varios expertos en Sanidad se reunieron el pasado miércoles en un encuentro organizado por la ‘Fundación Alternativas’ que tenía como temática central el debate sobre “cómo reconstruir la sanidad pública tras la pandemia” por coronavirus.

La reunión contó con las intervenciones de Rosa Urbanos (profesora titular de Economía de la Salud en la Universidad Complutense de Madrid), Mónica García Gómez (médico y portavoz de Sanidad de Más Madrid en la Asamblea de Madrid), Javier Rey del Castillo (ex secretario del Consejo Interterritorial del SNS y analista de la Fundación Alternativas) y José Ramón Repullo (profesor de Planificación y Economía de la Salud de la ENS y coordinador de la Comisión Asesora COVID-19 de la Organización Médica Colegial). La moderación corrió a cargo de José Manuel Freire (profesor emérito en la ENS-ISCIII y portavoz de Sanidad del Grupo Socialista en la Asamblea de Madrid).

Ante la respuesta que ha tenido la sanidad española frente a la crisis sanitaria por coronavirus, José Ramón Repullo ha desvelado algunas de las debilidades y ventanas de oportunidad, que en su opinión, han supuesto “un coste altísimo donde la capacidad de respuesta del sistema ha funcionado, pero quizá agotando el capital ya débil que traía en lo que se refiere a una cierta deserción moral que ha habido por el efecto de la crisis, y de una lentísima recuperación de las capacidades del sistema nacional de salud”.

Las debilidades de la autocomplacencia

“Venimos de un escenario donde había muchos problemas, pero todo el mundo se adormecía con la autocomplacencia. De pronto nos hemos levantado mirándonos al espejo, con unas debilidades enormes, que los que estamos dentro las conocíamos pero no éramos capaces de transmitirlas en un encaje políticamente activo”, explicaba Repullo quien sostenía que “por eso es tan importante vincular el escenario de respuesta al Covid con la salida del coronavirus, porque se han despertado de la siesta pero se pueden volver a dormir, y como volvamos a ese confortable estado de malestar del que venimos, nos vamos a encontrar con una decepción enorme de los profesionales”.

Descentralización de la Sanidad

Para el profesor Repullo “el debate sobre la descentralización es una forma estupenda de perder el tiempo: el genio salió de la lámpara y no quiere volver, ni va a volver”.

En este sentido, aludía a que “la gobernanza que necesitamos tiene que ver, por lo menos la política, con la idea de acabar con la estúpida idea de que la Sanidad está transferida y hay que reemplazarla por la sanidad es de todos y nos implica a todos”, aseguraba tajantemente.

Cambios en las condiciones laborales de los sanitarios

La propuesta del profesor Repullo sobre la actual situación de la Sanidad española y cómo ha afectado en ella esta pandemia “hemos contraído, la sociedad española, una deuda moral con los sanitarios”.

Según las políticas de personal, hechas hasta la fecha, el experto hacia referencia que “en el 2001 hicimos el sistema sanitario una oferta pública de empleo excepcional por una sola vez para acabar por siempre con las interinidades, 18 años después hemos vuelto a tener un tercio de plantilla, más en Madrid en situación precaria y las la mediana de duración de las interinidades va por los 9 años”, sostenía.

Durante su intervención, añadió además que “llevamos prácticamente dos décadas sin que ninguna idea reformistacuaje en la gestión del sistema nacional de salud, es la siesta la que me había referido antes”.

En la política de recursos humanos que contemplaba Repullo, es un punto donde se debe “conciliar la arquitectura del personal porque aquello de vivir en el hospital parece que es algo que no debería de ser la norma exigible a los profesionales”, sostenía.

Finalmente, en las políticas profesionales que planteó, señaló que es muy importante motivar al personal con “la formación, la capacidad de implicarse en proyectos de investigación y de evaluación de la gestión clínica”. No obstante, “lo que suele ocurrir es que habitualmente se vela y se oculta porque el modelo jerárquico, tiende a pensar que las cosas se hacen porque alguien las decide ahí arriba, y esto no suele ser así en organizaciones complejas” manifestaba.

Publicidad