Un equipo de investigadores de la Universidad de Pensilvania descubre una nueva vía para vencer al cáncer. Consiste en matar a los tumores gracias al estrés.

Los científicos conocían la existencia de un gen conocido como MYC que impulsa el crecimiento de tumores en diversos tipos de cáncer cuando está mutado y desde entonces han estado intentando atacarlo y encontrar la forma de eliminarlo. Finalmente, los investigadores han dado con una nueva forma de ataque para acabar con este gen enemigo.

La nueva fórmula está protagonizada por la intervención de una proteína llamada ATF4 que cuando está bloqueada es capaz de provocar que las células cancerosas produzcan demasiada proteína y mueran. Este descubrimiento en líneas celulares está probado en ratones y podría conducir a un nuevo enfoque terapéutico puesto que existen inhibidores que pueden bloquear la proteína ATF4.

Actualmente no hay forma de eliminar el gen MYC, peligroso por ser capaz de desencadenar una reacción en cadena que ayuda a los tumores a crecer sin control, pero los científicos de la Universidad de Pensilvania han descubierto una nueva forma de evitar este efecto dominó sobre el crecimiento del cáncer que consiste en bloquear la proteína ATF4 y así impedir el crecimiento del tumor.

Los hallazgos muestran que al activar esta proteína se activa el gen que MYC necesita para el crecimiento y también es capaz de controlar la velocidad a la que las células producen proteínas especificas llamadas 4E-BP. El hallazgo consiste en que al eliminar la ATF4, las células tumorales continuaban acumulando esas proteínas y a causa del exceso de éstas las células tumorales mueren como resultado del estrés.