El hospital de Bellvitge

Publicidad

Cataluña

El Hospital de Bellvitge realiza una intervención pionera en el mundo en un corazón trasplantado

Desde el Hospital Universitario de Bellvitge, en Barcelona, en Cataluña, se ha implantado un sistema de doble prótesis valvular cardíaca por vía percutánea. La intervención se ha realizado a un paciente con un corazón trasplantado que sufría una insuficiencia tricúspide severa y es la primera vez que se realiza en el mundo.

Por primera vez en el mundo la Unidad del Hemodinámica y Cardiología Intervencionista del Servicio del Hospital Universitario de Bellvitge, ha implantado este pasado diciembre un sistema de doble prótesis valvular cardíaca por vía percutánea. La intervención se ha realizado a un paciente con un corazón trasplantado que sufría una insuficiencia tricúspide severa.

Este paciente de 67 años se trasplantó el corazón 21 años atrás en el Hospital Universitario de Bellvitge. Aún con el órgano mantenido de manera saludable durante estos años, ha desarrollado un problema de dilatación del anillo de la válvula tricúspide, lo que ha provocado una falta de cierre de los velos de la válvula y eso una insuficiencia severa. La implantación fue un éxito y el paciente fue dado de alta al cabo de 3 días.

Esta válvula tricúspide está situada entre la aurícula derecha y el ventrículo derecho, y su trabajo es evitar el retroceso de la sangre del ventrículo a la aurícula durante la contracción del corazón. Un mal funcionamiento de esta válvula hace que parte de la sangre vuelva de manera indebida a la aurícula en vez de ser enviada a la arteria pulmonar. Esta disfunción repercute en el sistema circulatorio y puede derivar en una cirrosis hepática o una insuficiencia renal.

El corazón de un paciente trasplantado la enfermedad de la válvula tricúspide es la valvulopatía más importante, con una frecuencia del 20% al 60% de los casos cuando la supervivencia es larga. Hasta ahora, este tipo de casos solamente han sido tratados con cirugía abierta, sumándole la complicación de que es un paciente que ya ha pasado al menos por una cirugía mayor como es un trasplante. Lo que pone el riesgo de mortalidad entre un 10 y un 20%.

Primera vez en el mundo

El Hospital Universitario de Bellvitge ha realizado este tipo de tratamiento a un corazón trasplantado mediante intervencionismo percutáneo. Este intervencionismo es un área que ha experimentado un gran desarrollo en las últimas décadas al permitir la introducción de catéteres y otros dispositivos a través de los vasos sanguíneos, de forma muy poco invasiva a través de una punción.

Es un acto consolidado en procedimientos como el desbloqueo de la arteria en caso de infarto de miocardio o angina de pecho, pero que además, permite tratar un número importante y cada vez más amplio de otras cardiopatías, como las valvulopatías.

El Dr. Joan Antoni Gómez Hospital, jefe del área de Hemodinámica Cardiaca y Cardiología Intervencionista del Hospital Universitario de Bellvitge, informa de que la patología de la válvula tricúspide “ha sido relegada hasta ahora en relación con otras patologías valvulares” pero que “se trata de un problema nada infrecuente en pacientes trasplantados que limita su la calidad y esperanza de vida, al que había que dar una mejor respuesta”.

Por ello, el grupo de cardiólogos del Universitario de Bellvitge, mediante intervencionismo percutáneo, han introducido un dispositivo TricValve –un tipo de prótesis desarrollado recientemente y ya colocado en corazones no trasplantados– que consiste en dos válvulas que se sitúan en la vena cava superior y la vena cava inferior, los dos vasos que suministran la sangre desoxigenada a la aurícula derecha del corazón. Ya colocadas correctamente, estas prótesis realizan la función de impedir la vuelta de la sangre que la válvula tricúspide no puede realizar correctamente.

Gracias al Área del Corazón del Hospital Universitario de Bellvitge este avance ha sido posible. Liderando el intervencionismo percutáneo en España con una amplia experiencia, además de un nivel de excelencia en trasplantes avalado por las máximas acreditaciones concedidas por la Sociedad Española de Cardiología.

El médico, Gómez Hospital señala que este “será el punto de partida para tratar cada vez más pacientes trasplantados mediante intervencionismo percutáneo”. Lo que será necesario dado el aumento de pacientes trasplantados y sus años de supervivencia.

Publicidad