Los farmaceúticos quieren regular la venta del Ibuprofeno de 600 mg y del Paracetamol de un gramo. Quieren que estos productos farmaceúticos no sean puestos en venta si no se tiene una receta médica, una práctica que se vulnera constantemente la Ley de Garantías y Uso Racional de los Medicamentos, que lleva en vigor desde 2015.

La normativa exige a los profesionales dispensar aquellos medicamentos que la requieran con receta, donde entran tanto el Ibprofeno como el Paracetamol.

Hasta ahora, las farmacias pasaban por alto esta normativa ante la ausencia de receta médica. Desde que entró en vigor la Verificación del Medicamento (SEVEM), el pasado mes de febrero, hay un mayor control.

De ahora en adelante, todos los nuevos envases deberán incluir una pegatina para evitar cualquier tipo de trampa. Las cajas de 400 mg 500/650 mg, no entran en la normativa.

Te puede interesar:

Incautan 20 millones de medicamentos ilegales en Valencia

Sale a la venta el fármaco más caro del mundo y este es su precio