La proteína Myc parece tener un papel decisivo en el desarrollo y expansión de variados tipos de cáncer. Y ahora, la investigadora Laura Soudek y su equipo en el Vall d'Hebron Instituto de Investigación (VHIO) han demostrado una efectividad del 100 por 100 en modelos animales al utilizar un fármaco, una miniproteína inhibidora de Myc.

Hasta ahora muchos investigadores habían estado poco inclinados a trabajar en este ámbito por ser una proteína que está en el núcleo de la célula y tiene consecuencias en el crecimiento y la regeneración de tejidos.

Tras su experimentación en ratones, el fármaco, suministrado por vía intravenosa, ha demostrado ser eficaz en tumores muy agresivos y sin prácticamente efectos secundarios. Ahora vendrán los ensayos clínicos, previsiblemente a partir de 2020: "En modelos animales ha desmostrado que es capaz de curar a la mitad de los afectados y benignizar la enfermedad en la otra mitad. Ahora falta demostrar que ese éxito se traslada a humanos, por eso debemos tener por ahora prudencia".

Si salen adelante las pruebas clínicas se podría comercializar en 2023.