Dosis de la vacuna de AstraZeneca

Publicidad

AstraZeneca

Un estudio señala a las plaquetas como la causa de los trombos vinculados a la vacuna de AstraZeneca

Este segundo estudio desarrollado en la Universidad de Oslo apunta a que esta reacción es muy poco frecuente, ya que se ha dado en cinco casos entre más de 130.000 personas vacunadas con AstraZeneca.

En resumen

Según estudios publicados en la revista estadounidenses 'The New England Journal of Medicine', hay una proteína conocida como factor planetario 4 o FP4 es la que podría haber provocado los conocidos trombos desarrollados por 16 personas en total en Austria, Noruega y Alemania tras vacunarse con las dosis de la vacuna de AstraZeneca.

El primer estudio que analiza este caso lo hace con 11 pacientes vacunados contra el coronavirus en los países de Austria y Alemania y que habían desarrollado estas trombosis. Nueve eran mujeres con una edad media de 36 años. Entre 5 y 16 días después de vacunarse contra el COVID-19, estos pacientes presentaron síntomas de trombos con la excepción de un paciente con una hemorragia intracraneal mortal.

De estos 16 afligidos, 9 tuvieron trombosis venosa cerebral, 3 trombosis venosa esplácnica, 3 embolia pulmonar y 4 con otras clases distintas de trombosis. De estos pacientes 6 fallecieron y 5 tenían coagulación intravascular diseminada.

Una curiosidad aportada en el estudio es que a pesar de que las trombosis afectaron a distintos órganos, todos los pacientes tenían anticuerpos desarrollados contra la proteína FP4 y bajas las plaquetas en sangre.

El estudio, financiado por la Fundación Alemana de Investigación, concluye que la vacuna de AstraZeneca "puede dar lugar al desarrollo poco frecuente de trombosis inmunitaria mediada por anticuerpos activadores de plaquetas contra FP4".

¿Qué dice el segundo estudio?

En este caso se analiza la situación de 5 pacientes en Noruega, un hombre y 4 mujeres de entre 32 y 54 años y que se dedicaban a la sanidad. Estos pacientes desarrollaron síntomas entre el séptimo y el décimo día tras recibir la primera dosis de la vacuna contra el COVID-19. Estos pacientes, todos, desarrollaron estos trombos en lugares no muy habituales. Uno presentó trombocitopenia grave y los otros cuatro tuvieron una hemorragia cerebral grave de los cuales tres fallecieron.

Como se informaba en el estudio anterior, todas las víctimas presentaban niveles altos de anticuerpos contra la proteína FP. El estudio desarrollado en la Universidad de Oslo apunta a que esta reacción a la vacuna de AstaZeneca es muy poco frecuente, dado que ha pasado en cinco casos entre más de 130.000 personas inoculadas con el suero de AstraZeneca.

A través de la herramienta interactiva CuentaVacunas de Antena 3 Noticias puedes consultar cuántas dosis se han administrado en España y en el mundo así como tu turno de vacunarte contra el COVID-19.

Publicidad