Efectos secundarios

Estos son los nuevos efectos secundarios detectados tras la vacunación contra el coronavirus

La vacunación frente al coronavirus ayuda a proteger al paciente frente a un posible contagio. Sin embargo, la inmunización no alcanza el 100%. Es posible, que tras haber recibido la dosis correspondiente, el paciente comience a tener efectos secundarios que afecten principalmente durante las siguientes 48 horas tras la inoculación.

Publicidad

Lo normal tras haber recibido alguna de las dosis de la vacuna del coronavirus es sufrir efectos secundarios durante las próximas 48 horas después de que el paciente haya sido inoculado. Entre los efectos adversos que ya conocemos, como el cansancio, el dolor de cabeza o la fiebre, el séptimo informe de Farmacovigilancia sobre Vacunas Covid-19, publicado este martes, incluye nuevos efectos secundarios que se desconocían hasta el momento.

El comunicado ha sido publicado por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS), que realiza un análisis de manera periódica respecto a las actualizaciones de la pandemia del coronavirus en el país. Con ello, han informado acerca de nuevos efectos adversos, utilizando los datos actualizados y la información recibida hasta el momento de pacientes que relacionan su malestar con la vacunación del coronavirus.

¿Cuáles son los posibles efectos adversos tras la vacunación?

De las 54 millones de dosis ya inoculadas, 6.000 pacientes han notificado efectos secundarios graves, y otros 26.000 han tenido efectos más comunes como la fiebre, dolores musculares, en articulaciones o mareos. Sin embargo, según el último informe actualizado de Farmacovigilancia sobre la vacunación, se unen a la lista nuevos síntomas, atendiendo a las diferentes vacunas administradas.

Así, se han identificado algunos casos de personas que han recibido la vacuna de Pfizer o Moderna, y que, como consecuencia han presentado miocarditis (inflamación del músculo cardiaco) o pericarditis (dolor agudo en el pecho por el hinchazón del tejido que rodea el corazón). No obstante, según el informe, este efecto secundario es muy poco común.

Asimismo, es posible que aquellos que hayan recibido la vacuna de Pfizer tengan disminución del apetito, falta de energía o incluso hiperhidrosis nocturna (sudoración excesiva).

En cuanto a los nuevos efectos secundarios detectados tras la inoculación de Moderna, también se han registrado reacciones de hipersensibilidad (alergias), la posibilidad de que aparezcan reacciones retardadas en el lugar de la inyección o trombocitopenia inmune, un trastorno que puede llevar a que el paciente presente un sangrado fácil o excesivo.

Con la vacuna de AstraZeneca se han identificado como posibles reacciones adversas niveles bajos de plaquetas, fiebre, irritación de garganta, tos y escalofríos. Además, asociada a esta vacuna y a la de Janssen, podrían aparecer otros efectos como el síndrome de fuga capilar, que genera retención de líquidos, por lo que recomiendan evitar el uso de esta vacuna en personas que lo hayan padecido anteriormente ya que puede causar la muerte.

En relación con la vacuna de AstraZeneca y la de Janssen, se está evaluando la posible aparición del síndrome de Guillain-Barré, que ataca directamente al sistema nervioso periférico originando la inflamación de los nervios y la debilidad muscular, lo que provoca dificultades a la hora de coordinar las diferentes extremidades corporales.

Si quiere saber cómo avanza el plan de vacunación en España, consulte el CuentaVacunas de Antena 3 Noticias.

Publicidad