Publicidad

Transplante

España e Italia realizan con éxito un trasplante renal cruzado a nivel internacional

Un hospital malagueño y otro romano llevan a cabo, en plena tercera ola del coronavirus, el cuarto trasplante renal cruzado internacional. Tanto los donantes como los receptores se encuentran fuera de peligro. La intervención se realizó de forma simultánea en los dos centros sanitarios

Un paciente español y otro italiano han recibido con éxito un trasplante renal de donante vivo internacional gracias al intercambio de órganos entre sus respectivos donantes, según informó este miércoles la Organización Nacional de Trasplantes (ONT).

Las extracciones renales y los trasplantes se llevaron a cabo de forma simultánea en dos hospitales. Uno español, el Hospital Regional Universitario de Málaga, y otro italiano, la Fondazione Policlinico Universitario Agostino Gemelli de Roma.

El día de la operación, el avión con la nevera que trasladó el órgano del donante español salió de Málaga a las 11.07 horas y aterrizó en el aeropuerto de Roma a las 13.45 horas, indicó el centro malagueño.

Allí recogió el injerto del donante de Italia y regresó a Málaga sólo unos minutos más tarde, a las 13:54. En Italia finalizaron el implante a las 18.00 horas y en España dos horas después.

El hospital malagueño apuntó que tanto los receptores como los donantes han sido dados de alta.

La intervención, ya de por sí complicada, se enfrentó además al reto de la pandemia. Para ello, donantes y receptores guardaron un periodo de cuarentena tras someterse a los respectivos test PCR.

España, Italia y Portugal

Se trata del cuarto cruce exitoso del Programa de Trasplante Renal Cruzado Internacional. Uno se ha realizado con Portugal y tres con Italia. En total han participado 10 hospitales españoles, siete italianos y uno portugués, con un total de 114 parejas donante-receptor que no habían conseguido un intercambio adecuado en sus países. 62 de España, 31 de Italia y 21 de Portugal, informa Europa Press.

El programa de trasplante renal cruzado se basa en el intercambio de donantes de riñón de vivo entre dos o más parejas. Su objetivo es ofrecer a pacientes con insuficiencia renal crónica la posibilidad de recibir un injerto de donante vivo, pese a que su pareja o familiar, que desea hacer efectiva la donación, sean incompatibles.

Publicidad