263.018333

Publicidad

Coronavirus

El pediatra Francisco Álvarez, sobre la importancia de vacunar a los niños a pesar del coronavirus: "Hay enfermedades que pueden reaparecer"

El pediatra ha asegurado que hay mucha preocupación en la Asociación Española de Pediatría y en el Ministerio de Sanidad por la baja vacunación de los niños ya que pueden volver a aparecer enfermedades como "el sarampión o la tos ferina".

En resumen

  • "Las vacunaciones de los niños mayores, de 3 a 14 años, han disminuido un 80%", ha alertado
  • Considera que el uso de mascarillas en los niños es una medida "correcta y acertada"

Francisco Álvarez, pediatra y coordinador del Comité Asesor de Vacunas, ha alertado de la importancia de vacunar a los niños a pesar de la crisis del coronavirus. "Las enfermedades que previenen esas vacunas pueden reaparecer como el sarampión o la tos ferina", ha asegurado.

En una entrevista en Antena 3 Noticias, Álvarez ha asegurado que hay mucha preocupación por este tema en la Asociación Española de Pediatría y en el Ministerio de Sanidad porque se ha detectado que la "vacunación en los niños menores de dos años ha disminuido entre un 15 y un 50%".

"Las vacunaciones de los niños mayores, de 3 a 14 años, han disminuido un 80%, e incluso las vacunas no financiadas, han disminuido un 95-96%", ha detallado el pediatra.

Francisco Álvarez ha mandado un mensaje a los profesionales y a las comunidades autónomas: "tenemos que ponernos las pilas para conseguir recuperar esas coberturas antes de que acabe el verano". También se ha dirigido a las familias, a las que ha asegurado que no hay riesgo por coronavirus al acudir a los centros de salud siempre que se pida cita y se cumplan con las medidas de seguridad.

En cuanto al uso de mascarillas en los niños, considera que es una medida "correcta y acertada". El pediatra ha apelado al "sentido común" y pide que se guarde "una buena higiene de manos, no tocarnos la cara, separación de dos metros y el uso de la mascarilla".

"Los niños, a partir de los tres años, enseñándoles y jugando con ellos son capaces de tolerarlas. Excepto algunos niños que puedan tener algún tipo de problema como autismo que a lo mejor no es posible", ha señalado Álvarez.

Publicidad