LA ETERNA JUVENTUD

El equipo de Izpisúa trabaja en la reprogramación celular para revertir el envejecimiento

Explotada hasta la saciedad por la industria del cine y la literatura, el mito de la juventud eterna ha sido sido siempre un reto para la ciencia. Según Juan Carlos Izpisúa, "el envejecimiento no es una carretera de única dirección, podemos dar marcha atrás".

Publicidad

El investigador español Juan Carlos Izpisúa y su equipo proponen revertir el envejecimiento. Como si de Benjamin Button se tratara, el equipo del doctor Izpisúa trabaja en la reprogramación celular: alterar el genoma de la célula para revertir así el envejecimiento.

Según Izpisúa, "supone no seguir a Darwin". "Nosotros, como especie humana, podemos curar enfermedades, prevenir la aparición de enfermedades, desterrar enfermedades y alterar el proceso del envejecimiento", asegura.

Ya lo han hecho en ratones, alargando su vida hasta un 40%. Ahora el objetivo es rejuvenecer órganos específicos: la sangre y el sistema nervioso, los más afectados por enfermedades cardiovasculares, neurodegenerativas o el cáncer. Estas enfermedades son también las de mayor incidencia a partir de los 45 años.

No viviremos eternamente, pero viviremos más y mejor. Por eso, esta eminencia de la ciencia en la entrega de los premios Jóvenes Investigadores, nos invita a reflexionar sobre cómo y de qué manera queremos seguir adelante

Publicidad