Estados Unidos ha confirmado la primera muerte por el uso de cigarrillos electrónicos. Se trata de un paciente aquejado de una grave enfermedad pulmonar, pero según las autoridades hay muchos más casos.

Estos cigarrillos nacieron con el fin de evitar los efectos nocivos del tabaco, pero los expertos recomiendan de manera urgente a la población que "tenga cautela y evite usar el vapeador".

Esta advertencia llega después de que los médicos hayan descubierto que más de 190 personas con enfermedades pulmonares tienen algo en común: el uso de cigarrillos electrónicos.

"En este momento no sabemos qué está contribuyendo a este problema respiratorio, el facto común de todos los casos es que son o han sido fumadores de vapeadores", explican los expertos.

Las agencias de salud de Estados Unidos están analizando muestras para descubrir si hay algún componente dañino que haya podido desencadenar este fenómeno.

Según la OMS los cigarrillos electrónicos son más seguros que los cigarros tradicionales, pero advierte de que sus efectos a largo plazo todavía se desconocen.

En España hay más de 400.000 vapeadores y más del 90% cree que es menos peligroso que el tabaco tradicional. Pero lo cierto es que las consecuencias a largo plazo son desconocidas.

En 2014 Sanidad alertaba de los efectos nocivos que provoca en las vías respiratorias y de las sustancias cancerígenas que contiene.