Publicidad

Vacuna coronavirus

La vacunación del coronavirus con AstraZeneca, marcada por la desconfianza ante los casos de trombos

Muchos países europeos decidieron suspender la vacunación con AstraZeneca cuando se notificaron varios casos de trombos en personas que habían recibido esta vacuna. Después de que la EMA asegurara que "era segura y eficaz", reanudaron al vacunación, excepto Dinamarca y Noruega, que todavía no han vuelto a inmunizar a la población con este vial.

La vacuna contra el COVID-19 de AstraZeneca estuvo suspendida de forma temporal en España y también en otros países de Europa. Aunque algunos de ellos volvieron a retomar la administración de este vial, todavía hay algunos países de la Unión Europea (UE) donde sigue suspendida.

Los países donde continúa suspendida la vacunación del covid-19 con AstraZeneca son Dinamarca y Noruega también fueron los primeros en paralizarla, después de que Dinamarca detectara trombos en algunos de los vacunados con este vial.

Después se detectaron casos de trombos en más países, y muchos suspendieron también la vacunación. La Agencia Europea del Medicamento (EMA) afirmó que la vacuna era segura y algunos países volvieron a administrarla, aunque la investigación continúa abierta.

Pero se ha conocido, a través de un trabajador de la EMA, que opina que sí existe un vínculo entre los casos de trombos notificados y la vacuna de AstraZeneca, aunque se desconoce la causa.

La agencia está estudiando actualmente 269 casos entre decenas de millones de vacunados, la mayoría en Reino Unido. que estudia no ponerla a los menores de 30 años. Alemania y Países Bajos ya han decidido no inyectarla a los que tengan menos de 60 años. La mayoría de países está a la espera del veredicto oficial de la Agencia Europea del Medicamento.

"El punto clave es si el balance riesgo beneficio sigue estando a favor del beneficio, es decir, de vacunar", afirma Jaime Jesús Pérez, vacunólogo.

España estudia la posibilidad de cambiar de estrategia en la vacuna de AstraZeneca y administrarla a mayores de 65 años, cuando en un principio, la recomendación era de vacunar solo hasta los 55.

Publicidad