392.880000

Publicidad

Coronavirus

David Pestaña, jefe de Críticos Quirúrgicos del Ramón y Cajal: "Habrá un aumento en la mortalidad (por coronavirus) al final"

El jefe de Críticos Quirúrgicos del Ramón y Cajal ha explicado que en la UCI siguen permaneciendo los pacientes graves que no terminan de superar el coronavirus, unos pacientes que supondrán "el aumento de la mortalidad con respecto a los primeros días".

David Pestaña, jefe de anestesia y cuidados críticos quirúrgicos del hospital Ramón y Cajal de Madrid, ha asegurado cada ver hay "menos pacientes" en las UCI, pero en ellas se encuentran "los pacientes que no han superado la primera fase del coronavirus. "Estos pacientes crónicos tienen cada vez menos posibilidades de salir adelante", ha reconocido, aunque apunta: "nosotros vamos a seguir luchando por ellos".

En una entrevista en Antena 3 Noticias, Pestaña ha apuntado que "vamos a ver un aumento en la mortalidad al final" puesto que los pacientes de coronavirus que siguen sin mejorar tienen muchas posibilidades de fallecer finalmente. "Ahora lo que tenemos es ganas de encontrar una solución para problemas enquistados en estos pacientes y que todavía no somos capaces de resolver", ha señalado.

David Pestaña ha explicado además el estudio publicado por The Lancet, que señala que el coronavirus puede afectar a otros órganos vitales. Para entenderlo "hay que hablar de los receptores AC2, la angiotensina y el endotelio, que es como la superficie que tapiza todos los vasos sanguíneos". "El endoltelio tiene receptores que captan células inflamatorias y que permite el paso de las mismas y, por tanto, se puede abrir y generar esa inflamación en los tejidos cuando nos damos un golpe", explica.

El jefe de Críticos Quirúrgicos del Ramón y Cajal detalla que "el endoletio tiene los receptores AC2 que son la puerta de entrada en las células de los virus del COVID-19", unos receptores que se encuentran en muchas células pero "fundamentalmente en el pulmón, por eso el cuadro clínico inicial suele ser la neumonía". "Pero también están en el corazón, en el riñón o en cerebro, por eso hay gente que tiene pérdida de olfato y algunas lesiones neurológicas", ha señalado.

Aun así considera que este estudio "no cambia las cosas", que el coronavirus se seguirá tratando como se viene haciendo hasta ahora. "Esta hipótesis ya se sabía", ha apuntado.

Publicidad