El estrés lo sufrimos, lo vemos e, incluso, lo notamos. Pero a partir de ahora también lo vamos a poder medir. Midiendo las ondas cerebrales, el ritmo cardíaco y la sudoración podemos conocer nuestro nivel de estrés.

Las grandes compañías podrán disponer de esta máquina muy pronto. La máquina del estrés servirá para ayudar a los empleados, mejorar su productividad y, sobre todo, mejorar su calidad de vida.

Según un estudio elaborado por la compañía Alpha Research, 7 de cada 10 españoles sufre estrés. Las principales causas son la mala calidad del sueño, el trabajo y la falta de ejercicio.