PUEDE CAUSAR PROBLEMAS CLÍNICOS

PUEDE CAUSAR PROBLEMAS CLÍNICOS

Consumir alimentos ultraprocesados aumenta un 33% la probabilidad de sufrir depresión

Un estudio elaborado por la Universidad de Navarra demuestra que consumir alimentos ultraprocesados aumenta la posibilidad de desarrollar depresión.

Antena 3 Noticias
  Madrid | 15/05/2019

El consumo regular de alimentos ultraprocesados se asocia con un mayor riesgo de desarrollar depresión clínica en el futuro, según un estudio que ha elaborado la Universidad de Navarra con casi 15.000 voluntarios.

El trabajo, publicado por la revista European Journal of Nutrition, ha analizado durante más de diez años a 14.907 voluntarios que no habían sufrido nunca depresión al inicio del estudio y ha detectado 774 nuevos casos de esta enfermedad clínicamente diagnosticada durante un seguimiento máximo de 16 años.

A igualdad y con independencia de otros factores, los consumidores de alimentos ultraprocesados presentaban un incremento relativo del riesgo de desarrollar depresión del 33% en comparación con quienes tenían un consumo nulo o mínimo, y este efecto adverso era todavía mayor en personas con niveles bajos de actividad física, precisa la Universidad en un comunicado.

Alimentos ultraprocesados | iStock

Según Clara Gómez Donoso, investigadora del departamento de Medicina Preventiva de la Universidad de Navarra y primera autora del trabajo, estudios previos ya habían encontrado que "los ultraprocesados aumentaban el riesgo de hipertensión y obesidad", condiciones cardiometabólicas que "comparten mecanismos fisiopatológicos y factores de riesgo con la depresión".

Según la clasificación NOVA, que cataloga los alimentos según su grado de procesamiento, los ultraprocesados son formulaciones industriales elaboradas a partir de ingredientes refinados (azúcar, almidones, aceites vegetales, sal) o sintetizados (grasas trans, proteína hidrolizada, aditivos), y no contienen ningún alimento entero reconocible.

Algunos ejemplos son los refrescos azucarados, embutidos, postres lácteos azucarados, galletas, bollería industrial o cereales para el desayuno. "Se caracterizan por su baja calidad nutricional, conveniencia (están listos para consumir en cualquier momento, sin necesidad de preparación), disponibilidad (el entorno favorece su consumo) e hiper-palatabilidad (son extremadamente sabrosos)", dice Clara Gómez.

Comida real vs ultraprocesados

La población está cada vez más concienciada sobre los efectos negativos de los alimentos ultraprocesados en la salud y se analiza cada vez más con detalle el etiquetado de cada producto en el lineal del supermercado.

La tendencia se hace visible en redes sociales, donde las cuentas que comparten información sobre alimentos saludables acumulan miles de seguidores. Un ejemplo es el movimiento 'realfooder' de Carlos Ríos, un joven cuyo objetivo es luchar contra los ultraprocesados y concienciar a la población sobre la comida real y sus beneficios.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.