Bronquiolitis

Europa pide a las personas con síntomas de bronquiolitis que se aíslen en casa 48 horas tras recuperarse

El Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades recuerda que las medidas generales de prevención del VRS son las mismas que para la mayoría del resto de virus respiratorios.

Médicos

Médicos Pixabay

Publicidad

El Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) a las personas con síntomas respiratorios que "se autoaíslen en casa durante las 48 horas siguientes a la resolución de los síntomas". Esta recomendación llega con motivo de los brotes de virus respiratorio sincitial (VRS) que se están dando desde principios de noviembre en, al menos, 13 países europeos entre los que se encuentra España.

El ECDC recuerda mediante un comunicado que las medidas generales de prevención del VRS son las mismas que para la mayoría del resto de virus respiratorios, como pueden ser cubrirse la nariz y la boca cuando se estornuda, evitar el contacto estrecho y lavarse las manos de manera habitual, además de utilizar desinfectante para las manos. Entre las medidas más drásticas, recomiendan que aquellos niños que presenten síntomas no vayan a colegios ni guarderías. En el caso de los adultos que estén afectados, "no deben ir a su lugar de trabajo si tienen síntomas".

Consejos para los padres

Además, "y en la medida de lo posible", instan a que los padres de aquellos niños que tengan un alto riesgo de desarrollar la enfermedad grave por VRS "limiten el tiempo que el niño pasa en guarderías u otros entornos potencialmente contagiosos durante los periodos de alta actividad del VRS".

Explican que los padres deben contribuir para ayudar a sus hijos a evitar el contacto estrecho con personas que se encuentren enfermas, a que se laven las manos de manera habitual con agua y jabón durante, al menos, 20 segundos, además de a evitar tocarse la cara con las manos sin lavar. "Estas precauciones también se aplican a los ancianos", explican.

El virus respiratorio sincitial (VRS) es un virus estacional que se repite durante todo el año en Europa. Habitualmente presenta picos durante los meses de otoño, invierno y primavera (del mes de octubre al mes de abril). Entre sus síntomas más comunes se encuentran la secreción nasal, disminución del apetito, tos, estornudos, fiebre y sibilancias.

Publicidad