La justicia ha dado la razón a la demandante y obliga al Servicio Andaluz de Salud a pagar una indemnización por mala praxis en el tratamiento de un cáncer. La mujer, acudió al médico en 2013 y éste ordenó una extirpación y biopsia de un tumor con diagnóstico de linfoma de Hodgkin. No hay explicación, pero la mujer no recibió ni información ni tratamiento. "Ese informe se realizó por una clínica concertada con el Servicio Andaluz de Salud que inmediatamente, nada más conocer los resultados, lo comunicó vía telemática a la Sanidad andaluza".

Dos años después la mujer acudió a Urgencias de Neumología con fuertes dolores. Allí descubrieron el informe con el resultado de la biopsia. Se habían perdido 1000 días de tratamiento. El tumor, que inicialmente estaba en fase II había avanzado hasta fase IV y las posibilidades de supervivencia se habían reducido del 90 al 65%.

Ahora, el Servicio Andaluz de Salud tendrá que pagar una indemnización a la paciente de 76.881 euros.