172.059864

Publicidad

Coronavirus

¿Cómo usar correctamente guantes y mascarillas para evitar contagiarnos de coronavirus?

Son nuestros mejores aliados contra el coronavirus, pero un mal uso de guantes y mascarillas puede favorecer el contagio. Aquí explicamos cómo usar el material de forma correcta.

La crisis del coronavirus ha convertido los guantes y las mascarillas en los objetos más preciados por gran parte de la población, que busca huir del riesgo de contagio del covid-19.

Tanto es así que el consumo abusivo de estos materiales, está incluso terminando, en muchas ocasiones, con las existencias de los propios hospitales y centros de salud.

Pero, ¿sabemos utilizar las mascarillas de forma correcta y responsable?, ¿Conocemos la forma más eficaz de quitarnos los guantes sin correr riesgo de contagio de coronavirus? Un mal uso de estos materiales puede propiciar la rápida expansión del virus, por lo que un profesional sanitario nos explica cómo debemos hacerlo.

A la hora de quitarnos los guantes, la mayoría de los ciudadanos utilizan el pulgar, llegando incluso a tocar la piel con el guante. Esto puede hacer inútil el uso de guantes, ya que al entrar en contacto el material del guante con nuestra propia mano, el virus puede haberse ya contagiado. Por ello, lo ideal es pellizcar el guante para levantarlo y poder quitárnoslo sin llegar a tener contacto con la piel.

También un mal uso de las mascarillas puede acelerar la rápida propagación del coronavirus. Las mascarillas solo son eficaces si se combinan con el lavado frecuente de manos con una solución hidroalcohólica o con agua y jabón, además es más importante utilizarlas para no contagiar, si ya tenemos algún tipo de virus, que para no ser contagiados.

Antes de ponerse la mascarilla hay que lavarse bien las manos, y para quitársela es muy importante no tocar la parte delantera de la misma con las manos, por lo que la forma correcta de hacerlo será quitársela por detrás.

Imprescindible también será no reutilizar mascarillas que son de un solo uso, además de desecharla en un recipiente cerrado y lavarse las manos posteriormente. Solo un uso responsable de estos materiales ayudará a frenar la propagación del virus, mientras que un mal uso de estos podría favorecer nuestro contagio.

Publicidad