Farmacias y clínicas dentales de Madrid harán test de antígenos

Publicidad

Coronavirus

Claves para saber quién se podrá hacer un test rápido de antígenos en farmacias y dentistas de Madrid

A partir de este lunes las farmacias y las clínicas dentales de la Comunidad de Madrid podrán comenzar a realizar pruebas rápidas de detección de coronavirus.

A partir de este lunes, en las farmacias y en las clínicas dentales de la Comunidad de Madrid, los usuarios podrán hacerse test rápidos de antígenos, por lo que se podrá localizar a personas sin síntomas del coronavirus en entornos de elevada transmisión, como es el caso de Madrid, cuya incidencia acumulada a 14 días se encuentra en más de 800 casos por cada 100.000 habitantes.

Aunque en un principio, muchos expertos pusieron en duda su eficacia, aunque la segunda generación de test han mejorado de forma sustancial. Esta iniciativa se enmarca en la estrategia de la Consejería de Sanidad de Madrid de detección precoz de la Covid-19.

¿Quién podrán hacerse los test?

Estas pruebas rápidas de antígenos se harán acorde a los criterios del Ministerio de Sanidad, es decir, sólo se realizaran en situaciones de alta tasa de transmisión en un área geográfica determinada o en la población diana del cribado, o en otro caso, si los recursos de pruebas PCR estuvieran limitado.

Para ello, será personal especializado de las farmacias y las clínicas dentales los encargadas de hacer los test a los ciudadanos que hayan sido convocados previamente por la Dirección General de Salud Pública, por lo que en ningún caso realizar este tipo de pruebas será a libre demanda por parte de los ciudadanos, ya que el objetivo de estas pruebas rápidas se orientan solo a personas asintomáticas.

¿Cómo funcionan?

Mediante un bastón o hisopo, se toma una muestra del paciente y posteriormente se coloca el algodón en un dispositivo rectangular de tamaño inferior a una tarjeta de crédito. A partir de ahí, tan solo hay que esperar unos 15 minutos y, mediante dos líneas se dirá si se tiene el coronavirus, y mediante una línea, si no se ha contraído. Una de las ventajas que tienen los antígenos es el precio, que ronda en torno a los 4,5 euros.

Publicidad