Imagen de archivo de una vacuna

Publicidad

Coronavirus

China comienza a probar en humanos la primera vacuna contra el coronavirus

China pone en marcha el primer ensayo clínico en humanos de la primera vacuna contra el coronavirus. El ensayo se ha realizado a un centenar de voluntarios.

En resumen
  • El primer grupo de voluntarios son todos residentes en Wuhan y tienen entre 18 y 60 años
  • Todos ellos serán puestos en cuarentena durante 14 días y los investigadores los seguirán durante seis meses

China ha puesto en marcha el primer ensayo clínico en humanos de la primera vacuna contra el coronavirus, desarrollada por científicos militares del país. Esto supone un gran avance de la lucha contra la pandemia de Covid-19.

El primer grupo de voluntarios, todos los residentes en Wuhan de entre 18 y 60 años, se ha dividido en tres grupos, cada uno con 36 miembros, informó el sábado el Science and Technology Daily. Todos ellos serán puestos en cuarentena durante 14 días y los investigadores los seguirán durante seis meses para controlar cualquier reacción adversa.

La vacuno ha sido desarrollada conjuntamente por la empresa de biotecnología con sede en Tianjin CanSino Biologics Inc y un equipo de investigación encabezado por Chen Wei, un experto en prevención y control de riesgos biológicos de la Academia de Ciencias Médicas Militares PLA y un importante general del ejército chino.

Desde su llegada a Wuhan a finales de enero, el equipo de Chen ha llevado a cabo investigaciones farmacéuticas y toxicológicas para una vacuna contra el COVID-19 en cooperación con empresas locales, en base a la experiencia exitosa previa del equipo militar en el desarrollo de una vacuna contra el ébola.

A diferencia de otros ensayos clínicos, en el ensayo realizado por el equipo de Chen, los voluntarios no necesitan infectarse con el coronavirus después de recibir la vacuna. Por el contrario, los investigadores probarán si se han creado anticuerpos y si los voluntarios se han vuelto inmunes al virus.

El producto pasó una revisión de registro de investigación clínica y fue aprobado para ensayo clínico aproximadamente 19 horas después de que EEUU anunciara que comenzaría los ensayos en humanos de la primera vacuna contra el coronavirus. Evidenciando así que las dos economías más grandes del mundo están en la carrera para resolver esta crisis de salud pública.

Investigadores estadounidenses administraron las primeras inyecciones en el primer ensayo del país de una vacuna experimental contra el coronavirus el lunes. La vacuna de Estados Unidos, con el nombre en clave mARN-1273, fue desarrollado por los Institutos Nacionales de Salud y la empresa de biotecnología Moderna Inc, con sede en Massachusetts.

El desarrollo de la vacuna recombinante, como la creada en China, implica la inserción del nuevo antígeno que codifica el ADN del coronavirus en otros microorganismos para crear un nuevo virus, que no infectará a los receptores con la enfermedad, según explica un experto en inmunología con sede en Beijing.

La diferencia entre una vacuna recombinante y una vacuna de ARN es que la primera está basada en proteínas y la segunda es una secuencia de ARN. Una vacuna recombinante requiere un período de investigación más largo que una vacuna de ARN, pero el hecho de que China esté comenzando ensayos en humanos poco después de que Estados Unidos demuestra su fuerte capacidad de investigación y desarrollo de vacunas, asegura el experto al diario Global Times.

Después de los ensayos clínicos, los expertos estiman que se tardará al menos un año en completar otros procedimientos antes de que la vacuna entre oficialmente al mercado. Sin embargo, algunos productos pueden estar disponibles para uso de emergencia a finales de este año debido a la aprobación de las autoridades chinas a un canal verde para medicamentos y vacunas, así como a los esfuerzos conjuntos de expertos e investigadores en todo el país, según los analistas.

Publicidad