Un celador transporta una camilla en un hospital

Publicidad

Insuficiencia cardiaca

Por cada muerte de coronavirus se producen tres o cuatro fallecimientos por enfermedad cardiovascular

La tasa mortalidad por insuficiencia cardiaca presenta diferencias entre comunidades autónomas, una variación que algunas ocasiones llega a ser del doble. Consulta todos los datos en la siguiente tabla.

En lo que va de 2020 ya han fallecido 120.859 personas por enfermedad cardiovascular, frente a las 35.298 que han perdido la vida tras infectarse del coronavirus, lo que significa que por cada muerte por Covid-19 se producen tres o cuatro por patología cardiovascular, según se ha puesto de manifiesto con motivo del 'E-Congreso SEC 2020 de la Salud Cardiovascular'.

La tasa de mortalidad por insuficiencia cardiaca (IC) no ha conseguido reducirse en los últimos años en España, ya que se sitúa en torno al 10%. Las muertes por infartos muestran además diferencias muy significativas entre comunidades autónomas, según se desprende del análisis de todas las altas hospitalarias por insuficiencia cardiaca registradas en el Sistema Nacional de Salud (CMBD) entre 2003 y 2015.

Durante este periodo se han registrado un total de 4.946.702 ingresos por enfermedades cardiovasculares, de los que algo más de 1,3 millones correspondían a insuficiencia cardiaca. La investigación, derivada del proyecto RECALCAR, ha analizado la tasa anual de ingresos hospitalarios por esta causa cada 100.000 habitantes y la mortalidad por infartos.

Las comunidades autónomas que registraron tasas más altas fueron Andalucía (14,37 por ciento), Canarias (11,60 por ciento), Extremadura (11,32 por ciento) y Castilla y León (10,44 por ciento), y, por contra, las que notificaron tasas más bajas fueron Comunidad de Madrid (7,97 por ciento), Comunidad Foral de Navarra (9,24 por ciento), La Rioja (8,10 por ciento) y País Vasco (8,87 por ciento).

Entre hombres y mujeres, no se ha detectado una gran variación en cuanto a mortalidad se refiere: varones (10,39 por ciento) y mujeres (10,32 por ciento).

"Resulta fundamental buscar explicaciones a estas diferencias entre comunidades autónomas que atentan contra la equidad del sistema. Deben analizarse en profundidad los múltiples factores que podrían explicar las desigualdades. Midiendo podremos mejorar", ha indicado el presidente de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), Angel Cequier, durante la presentación del estudio en el e-Congreso SEC 2020 de la Salud Cardiovascular.

Muertes por infarto | Antena 3 Noticias

Aumento de ingresos por insuficiencia cardiaca

Las comunidades con menores tasas de ingreso por insuficiencia cardiaca fueron Canarias, Navarra y Cataluña. Por contra, las regiones que notificaron un mayor número de altas por insuficiencia cardiaca por habitante fueron: Asturias, Aragón y Comunidad de Madrid.

En todas las comunidades autónomas, salvo Cataluña, se apreció un incremento significativo de la tasa de frecuentación por esta patología desde 2003 hasta 2015.

Según el doctor Anguita, el aumento de ingresos se debe a diferentes razones: "Al envejecimiento de la población (que lleva consigo un aumento de comorbilidades que hacen que aumente la incidencia de esta patología); al aumento de la supervivencia de las enfermedades cardiacas agudas que, gracias a un mejor tratamiento, ven reducidas su mortalidad pero pueden provocar una alteración crónica de la función cardiaca que puede derivar en una insuficiencia cardiaca; y a la disminución de la mortalidad de la propia insuficiencia cardiaca a corto y medio plazo".

Publicidad