148.757333

Publicidad

padecen hipertricosis

La madre de uno de los bebés afectados por el síndrome del hombre lobo: "Mi hijo tenía todo el cuerpo lleno de pelo"

Tras el consumo de omeprazol, 17 bebés han sido diagnosticados con el síndrome del hombre lobo, médicamente conocido como hipertricosis. A los niños les empezó a crecer pelo en zonas donde comúnmente no aparece.

Al menos 17 niños de Cantabria, Andalucía y la Comunidad Valenciana padecen hipertricosis, una enfermedad que se caracteriza por el crecimiento de vello por todo el cuerpo, debido a un fallo de la empresa Farma-Química Sur SL, de Málaga, que comercializó minoxidil, un fármaco para la alopecia, en lugar de omeprazol. Uno de los efectos secundarios de la ingesta del minoxidil es que los niños pueden sufrir taquicardias e hipotensión

Según fuentes del Ministerio de Sanidad, diez de los niños afectados, en su mayoría bebés menores de un año, son de Cantabria, cuatro de Andalucía y tres de la Comunidad Valenciana.

Hablamos con una de las madres de los bebés afectados donde nos cuenta que su "hijo tenía todo el cuerpo lleno de pelo" y que le recomendaron subir la dosis".

A principios de agosto la Fiscalía de Cantabria abrió una investigación y ordenó la práctica de diligencias tras recibir una denuncia por el suministro a bebes del citado crecepelo.

Fue a finales de julio cuando se conoció que las familias de cuatro de los niños afectados, todos ellos menores de un año habían presentado una denuncia penal en los juzgados.

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, María Luisa Carcedo, aseguró este miércoles que "en estos momentos" no hay disponible en el mercado "ningún lote" de Omeprazol para bebés "contaminado" y defectuoso por contener minoxidil.

En declaraciones a la prensa Carcedo subrayó que el problema se debió a un "envasado erróneo". La titular de Sanidad precisó que fue el Sistema Español de Farmacovigilancia de Medicamentos de Uso Humano el que, en el mes de junio, alertó de una "anomalía" en el uso de este medicamento que, como efecto secundario, provocaba un crecimiento anormal de pelo en los menores.

"Desde el primer momento se sospechó que había un problema y, efectivamente, se ha analizado e identificado un producto diferente que tiene otras indicaciones", explicó, en referencia al minoxidil.

Tras la confirmación a través de los análisis pertinentes y siguiendo los "protocolos de aplicación en estos casos", Sanidad procedió a la "inmovilización" de todos los lotes y al cierre cautelar del laboratorio "donde estuvo el origen del error", explicó Carcedo.

Carcedo consideró "muy pertinente" la decisión del juez, dado que, a su juicio, en lo referente a la administración de las vacunas recogidas en el calendario "lo que está en juego no es la voluntad de los padres, sino la salud de los hijos".

"Los niños son sujetos de derecho propio y tienen el derecho a que se proteja su salud", afirmó, convencida de que vacunarles "es proteger su salud".

Publicidad