Publicidad

Coronavirus

El aumento de polen en el aire se relaciona con el aumento del número de casos de coronavirus, según un estudio

La relación entre la concentración de polen y el aumento en el número de contagios de coronavirus se puede deber a que el polen podría debilitar las defensas que se encuentran en las vías respiratorias, haciendo que los virus puedan entrar al organismo más fácilmente, independientemente de si la persona es alérgica o no al polen.

Un estudio elaborado en los primeros meses de la pandemia de coronavirus, entre marzo y abril de 2020, relaciona la concentración de polen en el aire con un mayor número de contagios de coronavirus. Esta relación se podría deber a que el polen debilita algunas defensas que se encuentran en las vías respiratorias, independientemente de si la persona es alérgica al polen o no.

María del Mar Trigo, coautora del estudio sobre el COVID-19, asegura que "cuando aumenta el polen, suben los contagios. Y cuando baja su concentración, descienden". Para realizar el estudio comprobaron la cantidad de granos diaria de casi 250 estaciones aerobiológicas de más de 30 países diferentes. Una vez que capturaban las partículas del ambiente, las estudiaban en el laboratorio.

Después de estudiar todas las estaciones, concluyeron que había una relación directa entre la concentración de polen en el ambiente y el aumento del número de contagios. Detallaron que por cada aumento de 100 gramos por metro cúbico de aire, hay un 4% más de casos de coronavirus a los tres o cuatro días siguientes, según un estudio publicado en la revista 'PNAS'.

Athanasios Damialis, responsable del área de aerobiología de la Universidad Técnica de Múnich, en Alemania, también afirma que en las zonas del mediterráneo, "las elevadas temperaturas y la sequía podrían eliminar el efecto del virus sin importar otros factores como el polen"

Los investigadores que han llevado a cabo el estudio recuerdan que el factor clave para transmitir el coronavirus es el contacto entre personas, el polen pasaría a ser un elemento secundario.

Javier Subiza, doctor, dice que era consciente de que durante las temporadas de polen, "los pacientes se acatarraban más, pero se pensaba que era un efecto secundario de la reacción alérgica", con este trabajo, se ha visto que "el polen elimina nuestra primera línea de defensa seas alérgico o no”.

Publicidad