110.015667

Publicidad

Coronavirus

Así trabajan los rastreadores, los sanitarios encargados de evitar nuevos rebrotes de coronavirus

Los rastreadores se encargan de averiguar los contactos de las personas que han dado positivo en coronavirus durante las 48 horas antes de que aparezcan síntomas y vigilan su evolución.

Los rebrotes de coronavirus son el mayor temor de las autoridades sanitarias durante la desescalada. Por eso, han creado un nuevo cargo cuya función será la de evitar que se expanda el virus: ellos son los rastreadores.

Estos sanitarios harán funciones de 'detectives' y tendrán seguir las huellas del coronavirus. Su cometido se basa en conocer los contactos de una persona que ha dado positivo en Covid durante las últimas 48 horas: con quién vive, si ha ido al trabajo o si ha tenido algún contacto con alguien de la familia.

Tras esta labor de rastreo, tendrán que vigilar su evolución para evitar más contagios. Isabel es una de ellas, trabaja un centro de salud en Valladolid: "Los rastreadores son los que van a seguir todos los casos y contactos que hay en una zona".

Una vez que la prueba PCR confirma un caso positivo de coronavirus, se activa el protocolo. Jaime se encarga de monitorizar los contactos y de analizar los síntomas: "Tendríamos que seguir estudiando todos sus posibles contactos que haya tenido desde dos días antes de la aparición de síntomas".

Este vigilante epidemiológico es uno de los 195 profesionales con los que Sanidad ha reforzado la tarea de los 247 rastreadores que hay en cada área de salud en Castilla y León. También, los rastreadores están poniendo más atención en la salud de aquellas personas que están más expuestas al coronavirus.

Publicidad