En España, cada año 30.000 personas sufren un ataque al corazón. Si la parada cardiorespiratoria se produce fuera del hospital, la supervivencia se reduce a un 11%. Por ello, muchos organismos públicos y empresas privadas han instalado en los últimos años desfibriladores.

Adriana es una aplicación móvil que carga mapas actualizados con los que podemos acceder con rapidez mapas que nos dicen dónde hay desfibriladores cerca. En España hay más de 5.000 desfibriladores geolocalizados pero es importante saber dónde.

Hay algunos que no están localizados pero tomando una fotografía e indicando dónde se encuentra podemos subir nuevos desfibriladores a la App.

Si tenemos que socorrer a alguien lo primero es llamar al 112 y posteriormente localizar el desfibrilador. Cogemos el desfribrilador, lo encendemos y el aparato nos dirá en voz alta todas las indicaciones.

Más adelante Ariadna pretende dar aviso a cualquier persona con formación en primeros auxilios que se encuentre cerca de una urgencia. Todo con el objetivo de evitar 82 muertes súbitas al día.