Salud mental coronavirus

Así ha afectado la quinta ola del coronavirus a la salud mental de los sanitarios

El cansancio y el hastío frente al coronavirus, se manifiesta en la salud mental de los sanitarios que están al frente de la pandemia del coronavirus en la quinta ola, tras más de un año y medio de pandemia.

Publicidad

La pandemia de coronavirus ha aumentado el número de casos de depresión y ansiedad en los profesionales sanitarios que se encuentran en primera línea en la lucha contra la Covid-19.

Tras más de un año y medio haciendo frente al coronavirus, de confinamientos, restricciones, mascarillas, distancia con seres queridos o incertidumbre sobre el futuro, uno de los colectivos que mas la ha sufrido desde el minuto 0 hasta la actualidad, son los sanitarios que luchan en primera línea, manifestándose esa presión laboral en forma de ansiedad, depresión, estrés o alteraciones del sueño.

"Me despierto con taquicardias, con palpitaciones, con sudores. Estoy teniendo pesadillas de 'me voy a morir' y solo piensas en eso, y no sales", indica una sanitaria que se encuentra de baja laboral, "a mi no me arreglan con una pastilla". Además, indica que "regresar al trabajo o pasar por delante me genera bastante angustia".

Sólo durante la primera ola de la pandemia, un estudio de la Universidad CEU Cardenal Herrera (CEU UCH) sobre 149 profesionales sanitarios de España y México reveló que, el 57,8% de ellos, sufrieron trastornos mentales como ansiedad, estrés agudo y depresión.

Coloquialmente, a este estado se le ha denominado como 'fatiga pandémica', y la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya ha adoptado este término para referirse a los síntomas emocionales y físicos derivados del coronavirus.

"Antes no llevábamos un registro de consultas del personal del hospital, no llevaba más de dos o tres personas. Ahora llevamos de cerca de 200 personas del hospital en el servicio de Psiquiatría", ha afirmado la psiquiatra del Hospital 12 de Octubre, María Jesús Del Yerro, en declaraciones recogidas por Europa Press.

Estas sensaciones son reacciones naturales que el cuerpo humano emite ante una situación estresante que se prolonga demasiado tiempo, que se vienen observando desde el comienzo de la pandemia y que se han agravado con la llegada del verano, el aumento de las relaciones sociales y la movilidad y, por tanto, el aumento de los contagios de coronavirus.

Publicidad