Con una floración de primavera adelantada, el polen y la contaminación son un cóctel explosivo. " Las partículas diésel hace que los pólenes se vuelvan mucho más alergénicos" afirma Laura Argiza, alergóloga de la Universidad de Navarra de Madrid.

La situación es grave para los alérgicos pero también para aquellas personas que sufren enfermedades respiratorias. " el síntoma más grave es asma, los pólenes pueden provocar síntomas de asma serios" asegura Mari carmen Rech,alergóloga

Asma, bronquitis o cuadros de tos. Las citas en consultas se han duplicado. Ante esta situación es imprescindible acudir al médico y evitar hacer deporte al aire libre.