Aceite de oliva

Alerta alimentaria por un aceite de oliva andaluz mal etiquetado

La Dirección General de Salud Pública del Servicio Extremeño de Salud ha alertado de un etiquetado erróneo en un aceite procedente de Andalucía.

Aceite de oliva

Aceite de oliva Pixabay

Publicidad

La Dirección General de Salud Pública del Servicio Extremeño de Salud (SES) ha notificado este jueves una alerta alimentaria por aceite mal etiquetado procedente de empresas andaluzas, que ha generado la inmovilización de "grandes cantidades" del producto en la región a la espera de los resultados analíticos.

Según ha comunicado el Gobierno regional, este departamento ha intervenido la denuncia de dos consumidores que compraron el aceite de oliva virgen en localidades distintas de la provincia de Badajoz con características organolépticas alteradas de sabor, olor, color y consistencia. Los veterinarios y farmacéuticos del SES han acudido "de manera inmediata" a los establecimientos minoristas donde se adquirieron, localizando "importantes deficiencias" en el etiquetado y trazabilidad del producto.

Empresas sin registro sanitario

Asimismo, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) ha informado de una alerta alimentaria a instancias de las autoridades sanitarias de Andalucía, desde allí se especifica que empresas sin número de registro sanitario y, por tanto, fuera de control oficial, está envasando aceite y distribuyéndolo en Extremadura. La Dirección General de Salud Pública ha informado inmediatamente a las ocho áreas de salud de Extremadura sobre esta alerta alimentaria, haciéndola extensible a cualquier aceite mal etiquetado procedente de las empresas andaluzas, para que se lleve acabo la inmovilización cautelar.

Marcas intervenidas

Las marcas intervenidas hasta el momento son: Acebuche, Virgen del Guadiana, Cortijo del Oro, La Campiña de Andalucía, Galiaceite 2022, La Abadía, Villa de Jerez, Don Jaén Aceite 2019 e Imperio Andaluz. Actualmente, hay "grandes cantidades de aceite inmovilizadas" en las ocho áreas de salud procedentes de diferentes establecimientos, almacenes distribuidores, mercadillos y gasolineras, entre otros establecimientos, pendientes de resultados analíticos.

Salud Pública ha anunciado a la población que todo aquel que haya adquirido aceite de dichas marcas se abstenga de consumirla y se ponga en contacto con los servicios farmacéuticos y veterinarios de su centro de salud para que le informe sobre la evolución de la alerta y actuaciones que se deben desarrollar.

La Agencia de Española de Seguridad Alimentaria anunció a comienzos de año una nueva alerta por un chocolate comercializado en España. Durante el año 2022 se dieron diversas alertas alimentarias, como la retirada de embutido por contaminación de listeria o la presencia de fragmentos de metal en una tarta comercializada en IKEA.

Publicidad