La rinitis alérgica ha comenzado a saturar los ambulatorios de muchas partes de España. A los casos de gripe se suman ahora estos 'falsos resfriados' y muchas personas acuden al médico confundiendo los síntomas.

La explicación está en los niveles de polen de cipreses y arizónicas, que triplican los del año pasado por la falta de lluvias y estas temperaturas primaverales. Si eres uno de los que está sufriendo este tipo de alergia, te recomendamos seguir estos consejos:

  • La persona alérgica debe conocer el tipo del polen al que es alérgico, los periodos del año de polinización, los niveles, y si es posible, la predicción de los tipos polínicos.
  • También, debe seguir la medicación según las pautas prescritas por el médico, y en todo caso evitar el contacto del polen con las mucosas de la boca, nariz y ojos, empleando gafas de sol y mascarillas.
  • Sanidad recuerda que los fármacos antihistamínicos pueden producir somnolencia y disminución de la atención, lo que debe tenerse muy en cuenta a la hora de conducir y realizar otras actividades que requieran concentración.
  • Se recomienda viajar en coche con las ventanillas cerradas y evitar, si es posible, desplazamientos en moto o bicicleta.
  • En los domicilios, se aconseja utilizar el aspirador y bayetas húmedas para limpiar el polvo y evitar, así, la proliferación de ácaros, y emplear filtros de polen en el aire acondicionado de viviendas y también de los vehículos.