EMPATÓ EL PARTIDO

Polémica celebración de Luis Suárez en el Wanda: mandó callar a la afición y se llevó la mano a la oreja

Luis Suárez es uno de esos jugadores que vive el fútbol con gran pasión, y eso volvió a verse en el encuentro que disputó ante el Atlético. El uruguayo, autor del 1-1 definitivo, celebró su gol de tal modo que la hinchada del Wanda Metropolitano elevó su cabreo hacia él. Primero, mandó callar al público, para finalmente llevarse la mano a la oreja.

Publicidad

Publicidad