Publicidad

EL CENTRAL, EN EL CENTRO DE LA POLÉMICA

Piqué, sobre su gesto a la grada: "Mandar callar era lo mínimo que podía hacer"

Gerard Piqué fue el centro de toda la polémica en el derbi ante el Espanyol. La grada le dedicó pitos cada vez que tocaba el balón y el central acabó mandando callar a la afición perica tras empatar en el 82. "Son de Cornellá y con eso me refería a que cada vez están mas desarraigados de Barcelona. Tienen un propietario chino", incidió Piqué sobre el Espanyol.

Publicidad