Publicidad

TERMINÓ CON LA VIDA DE 3 PERSONAS HACE 14 AÑOS

Noelia de Mingo, a punto de salir de prisión, quiere dedicarse a la traducción y a publicar sus relatos

Noelia de Mingo podría quedar en libertad en los próximos días. La médico que acabó con la vida de 3 personas en la Jiménez Díaz lleva 14 años cumpliendo condena en un centro psiquiátrico penitenciario.

Las cámaras han captado la imagen de Noelia de Mingo saliendo del centro en el que está internada. Lleva tiempo saliendo del centro psiquiátrico penitenciario, haciendo una vida relativamente normal y volviendo para dormir, pero todo parece indicar que está a punto de salir definitivamente. Algo que las familias de las víctimas no aprueban.

La Junta de tratamiento del centro sí aprueba su salida y es apoyado en esta decisión por la Fiscalía de Madrid. Mientras, la acusación particular se opone a su salida. Los familiares de sus víctimas tienen miedo de que tome represalias contra ellos después de los años que ha estado privada de libertad. Asimismo, dudan de que De Mingo pueda mantener a raya su enfermedad.

Francisco Javier Huertas, es el hijo de Jacinta Gómez de la Llave, de 72 años. Era paciente del hospital y estaba en un pasillo hablando desde un teléfono público con su hijo cuando Noelia le asestó varias puñaladas que terminaron con su vida. Huertas destaca que viendo la transformación física de De Mingo siente "tristeza e impotencia". Denuncia la falta de información sobre la evolución menta de estos pacientes y se opone a que salga en libertad.

La estancia de De Mingo en el centro penitenciario ha sido ejemplar. En su día a día desayuna con el resto de internas y en torno a las 8 horas de la mañana coge un autobús y se va a la escuela de idiomas. Allí estudia inglés, valenciano y portugues. Quiere dedicarse a traducir y a publicar los relatos que ha escrito mientras estaba interna.

Publicidad