Un zorro ártico ha recorrido una distancia de récord para un ejemplar de su especie: 3.500 kilómetros. Ha completado la hazaña en 76 días. El animal ha caminado entre Canadá y Noruega aprovechando en muchas ocasiones los hielos que cubren el mar.

Es la primera vez que se tiene constancia de que un animal de esas características ha recorrido una distancia tan larga. El registro se ha podido realizar gracias a un microchip que portaba.