Los cañonazos sonaban ante el nuevo nacimiento. La expectación era enorme ante la publicación de un anuncio oficial: los duques de Sussex acaban de ser padres de un hijo varón. Tampoco podía faltar la foto de familia en un sofá.

Hay tradiciones que en la Casa Real Británica no cambian. Otra sí, cuando Isabel II con el Príncipe Carlos fue la última en dar a luz al heredero en el Palacio.

Con la llegada de Diana de Gales, todo esto cambió. Las malas lenguas dicen que fue atendida en el Hospital de Saint Mary por la gran expectación mediática, aunque otros miembros de la casa real ya habían nacido allí años atrás.

Tanto Carlos y Diana, como su hijo Guillermo y su esposa Catalina, no esperaron hasta el bautizo para una primera foto con los recién nacidos.

Por su parte, los pequeños Jorge, Carlota y Luis posaron ante las cámaras casi como unos británicos más. Usar solo pañales de tela o que no estén presentes hombres en el parto son tradiciones que también han ido desapereciendo.

Te puede interesar:

'Baby Sussex', el bebé que más expectación genera incluso antes de nacer

"¡Bien hecho, Meghan!", el pregonero no oficial de la Familia Real anuncia el nacimiento del hijo de Meghan Markle y el Príncipe Harry