Volcán Semeru

El volcán Semeru provoca 21 muertos, más de medio centenar de heridos y 300 familias evacuadas

Las labores de búsqueda y rescate se efectúan en once poblaciones asentadas en la ladera del monte Semeru, con 3.676 metros del altura el más alto del país.

Publicidad

Una gigantesca lengua de ceniza y lava divide el distrito de Lumajang. El volcán Semeru, en Java, Indonesia, ha provocado 21 muertos y más de medio centenar de heridos. Además, un total de 300 familias han tenido que ser evacuadas.

Pueblos enteros han quedado sepultados

La búsqueda de desaparecidos centra los esfuerzos de los equipos de rescate en unas condiciones muy difíciles. La lluvia ha transformado la ceniza en barro y hay serios daños en las infraestructuras, mientras el volcán mantiene su actividad incesante.

Este desastre naturale aumenta la cifra de personas desaparecidas a 21. Precisamente, esta mañana fueron evacuados con vida una decena de mineros que habían quedado atrapados a raíz de la erupción.

El servicio de vulcanología de Indonesia mantiene en el nivel 2 (sobre un máximo de 4) el riesgo en la zona y ha emitido una alerta de vuelo para los aviones que circulen por la región. Según los expertos, la ceniza expulsada podría alcanzar los 15.000 metros de altura, por encima de la altitud crucero de la mayoría de aeronaves y que solidificada podría causar daños en los motores.

El archipiélago indonesio se asienta dentro del denominado Anillo de Fuego del Pacífico, una zona de gran actividad sísmica con 127 volcanes activos y que es sacudida por miles de temblores al año, la mayoría de escasa magnitud.

La última erupción significativa del Semeru, uno de los volcanes más activos del país, se produjo en enero de este año sin que se registraran víctimas, mientras que otra en diciembre de 2020 obligó a evacuar a miles de personas.

Este domingo, además, un terremoto de magnitud 6 y a una profundidad de 174 kilómetros sacudió las aguas al norte de las islas Molucas, a más de 2.000 kilómetros al noreste del Semeru, sin causar daños.

Publicidad