El matrimonio que componen Hillary y Bill Clinton

Publicidad

EN UNA DE LAS HABITACIONES

La vivienda de los Clinton a las afueras de Nueva York sufre un incendio

Se desconoce la causa del fuego y si en el momento del incendio Bill y Hillary Clinton estaban en la casa. Esta vivienda está situada en la localidad de Chappagua, a una hora al norte de la ciudad de Nueva York.

La casa donde viven el expresidente de Estados Unidos Bill Clinton y su esposa, la antigua secretaria de Estado Hillary Clinton, a las afueras de Nueva York sufrió un pequeño incendio que ya ha sido controlado por los bomberos, según medios locales. Los bomberos acudieron a la vivienda de los Clinton, situada en la localidad de Chappagua, a una hora al norte de la ciudad de Nueva York, para sofocar un pequeño incendio declarado en una de las habitaciones, según el periódico local "Journal News".

Se desconoce la causa del fuego y si en el momento del incendio los Clinton estaban en la casa. La residencia, que cuenta con cinco habitaciones y cuatro cuartos de baño, fue adquirida en 1999 por el matrimonio, cuando Bill Clinton todavía era presidente de Estados Unidos, por unos 1,7 millones de dólares.

Situada en una pequeña localidad de 11.200 habitantes, a unos 40 kilómetros de Manhattan, la mansión de los Clinton tiene casi 500 metros cuadros edificados, en una parcela con árboles y plantas de 0,4 hectáreas.

Publicidad

Mundo

El papa emérito Benedicto XVI

Benedicto XVI se opone al Papa Francisco y defiende el celibato en su nuevo libro

La fecha de la publicación de este libro no parece casual, ya que en breve se espera que el papa Francisco publique la exhortación apostólica sobre el Sínodo de la Amazonía, en la que se esperaba que el pontífice tomase una decisión sobre los llamados "viri probati", hombres casados que pueden ser ordenados para ejercer como sacerdotes en sus comunidades.

Un restaurante cobra por las "preguntas estúpidas" que hacen los clientes

Un restaurante cobra por las "preguntas estúpidas" que hacen los clientes

El dueño ha querido poner en carta las "preguntas estúpidas" que les hacen los clientes para darle un poco de humor a su trabajo, y así se lo han tomado la mayoría de los que acuden a comer al restaurante.