Este miércoles los 'chalecos amarillos' y varios sindicatos han convocado protestas por las calles de París. Miles de personas han marchado por la capital francesa en un ambiente festivo hasta que han llegado a la altura de Montparnasse. En el restaurante La Rotonde, donde Emmanuel Macron celebró su victoria en las elecciones presidenciales de 2017, han estallado los enfrentamientos.

Un grupo de manifestantes que, según el diario galo 'Le Figaro', pertenecerían al Bloque Negro de los anticapitalistas franceses han lanzado objetos a la Policía, que ha respondido con gases lacrimógenos, granadas aturdidoras y balas de goma.

Las fuerzas del orden utilizan nuevos dispositivos legales que les permiten realizar controles de identidad en lugares incluso alejados de los puntos de concentración para registrar a las personas.

Entre los artefactos destacan los drones que permiten a la Policía saber en qué punto se encuentran los manifestantes y asegurarse de que todo fluye con normalidad.

También te puede interesar...

Casi un centenar de detenidos antes de que arranquen las manifestaciones por el 1 de mayo en París

La zona centro de Madrid, cortada al tráfico y a los peatones por procesiones, manifestaciones y hasta un rodaje