El viceprimer ministro belga, Koen Geens

Publicidad

Coronavirus

El viceprimer ministro belga, Koen Geens, la lía intentándose poner una mascarilla

Al visitar una fábrica, decidió probar el género de las mascarillas contra el coronavirus. Al intentar ponerse una, la cogió por donde no debía y estuvo un rato peleándose hasta que consiguió ponérsela bien.

En resumen
  • El presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, también tuvo un suceso parecido

Las mascarillas se han vuelto el último accesorio indispensable en nuestra vestimenta porque el coronavirus obliga a cambiar nuestros hábitos por completo. Y, a veces, incluso es necesario un manual para saber cómo colocarlas.

Este es el caso del viceprimer ministro belga, Koen Geens. Al visitar una fábrica de Lovaina, decidió probar el género que fabricaban: mascarillas. Sin embargo, cuando intentaba colocarla le fue complicado. "Siento que mis orejas son muy grandes", bromeó mientras intentaba ponérsela.

La imagen recorrió las redes sociales, como si del viento se tratase. Aunque no es el único al que le ha ocurrido. El presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, sufrió un suceso parecido. La diferencia es que Ramaphosa consiguió colocársela, aunque como antifaz.

Las mascarillas son el nuevo atuendo de cualquiera en tiempos de coronavirus. Previenen el contagio entre personas y a veces sirven para echarse unas risas. Son un factor importante en la propagación del virus, por ello algunos países las tienen dentro de las normativas. España, por ejemplo, obligará desde el 4 de mayo a utilizarlas en el transporte público.

Publicidad